sábado, 3 de enero de 2015

Tutorial: base de arroz

¡Feliz año needlefelt-maniacos!

¡Primer post del año 2015! ¿Habéis hecho ya vuestros propósitos para este año? Uno de mis mayores propósitos es seguir haciendo que el blog crezca, pasito a pasito, con vuestra ayuda claro :)

Y como estrenamos año, ¿por qué no estrenar también material de needle felting? En este post os traigo un tutorial de Fit to be loved para hacer vuestra propia base de needle felting... de arroz! Exacto, de arroz. Cuando encontré este tutorial me pareció a la vez extraño y sorprendente, la mezcla perfecta para decir: ¿por qué no probarlo a ver qué tal?
La cosa es coger una de esas bolsas de telas que tenemos guardadas por casa y reutilizarlas. Así que si no tenéis base para needlefeltear éste es vuestro tutorial, y si ya tenéis base, pues también, porque merece la pena probar cosas nuevas como ésta. 
Traigo el tutorial como siempre, traducido a español. ¡Vamos manos a la obra!


Tutorial: Base de arroz para needle felting by Fit to be loved

He estado usando un foam azul como base desde que empecé con el needle felting, es una buena base pero últimamente he notado que se me quedan trocitos del foam azul en las figuras y también que las fibras de la lana tienden a pegarse en el foam, por lo que se ha convertido en una base desastrada y llena de agujeros.
Después de buscar alternativas como base de needle felting en internet, llegué hasta la bolsa de arroz. Muchos afirman que es muy duradera y perfecta para esculturas en 3D. No quería pagar un pastizal por pedir una online, así que por mi cumpleaños mi madre amablemente ha cosido una para mí a partir de una antigua bolsa de algodón. He añadido el arroz esta mañana y la he terminado. Mide aproximadamente 36 cm x 23 cm.
Y aquí te voy a mostrar cómo puedes hacer la tuya propia.


Paso 1: Coge una antigua bolsa rectangular de algodón - tengo muchas de éstas en casa y normalmente las utilizamos para ir a comprar. Puedes conseguirla barata en alguna tienda o supermercado. Si está como la mía, es buena idea plancharla antes de coserla. 
Es mejor utilizar alguna sin estampado o con algún estampado que te gustaría que se viera. La que yo tengo tiene un motivo aburrido, así que lo escondimos al coserlo para que no se viera. 
El tejido no debe ser ni demasiado delgado ni demasiado grueso, debe dejar pasar las púas de la aguja de needle felting cómodamente. Deberías probar a pinchar el tejido antes para ver si te gusta.

Paso 2: Dobla la bolsa por la mitad, descose las asas y quítalas. Puedes dejar las asas si quieres utilizarlas para transportar la base. Doblando la bolsa por la mitad conseguimos que la base tenga 2 capas, por lo que será más resistente.
El tamaño de la bolsa debería ser suficiente, pero mi madre ha descosido la parte superior también para darle unos pocos centímetros más de ancho.

Paso 3: Cose los lados a mano o a máquina, las puntadas deben estar lo suficientemente cerca como para que los granos no se salgan. Asegúrate de que las esquinas están bien cosidas y si es necesario haz una doble costura para reforzar. Una costura simple debería bastar. Deja un lado abierto para poder meter el arroz. Dale la vuelta de adentro a fuera para ocultar las costuras.

Paso 4: Coge aproximadamente 1,75kg de arroz. Yo he usado arroz barato de grano largo. Echalo dentro de la bolsa utilizando un colador o una jarrita (puedes echarlo directamente desde la bolsa, pero mi bolsa tendía a abrirse y los granos se salían por todas partes). Puedes echar más o menos arroz dependiendo de tu gusto. 
La medida de arroz que yo he utilizado cubre mas o menos 3/4 partes de la bolsa cuando la sujetas de arriba a abajo como un saco. Si la llenas demasiado será muy pesada y no tendrá una superficie plana para poder needlefeltear cómodamente. Si pones demasiados pocos granos la superficie se hundirá.

Paso 5: Antes de coserla del todo, túmbala del modo en el que la utilizarías para comprobar si has puesto la cantidad correcta de arroz. Deberías tener al menos unos 2,5cm de gordo para que la aguja no anteviese la base. Una vez satisfechos, cóselo.

¡¡Ya tenemos nuestra base de arroz lista!! Simple, ¿verdad? :)
Debo decir que de momento estoy encantada con ella. Se siente diferente a mi antiguo y leal foam, pero me está gustando el tacto robusto, además se ve de gran calidad y duradero.
No creo que lo use para llevarlo por ahí, ya que es bastante pesado y he comprobado que mis agujas no se mantienen de pie demasiado tiempo si las pincho sobre la base como solía hacer con mi cuadrado de foam. Pero cuando hacía esto también es verdad que a veces rompía mis agujas por no tener cuidado y ser demasiado vaga como para guardarlas donde toca, así que tal vez tampoco sea tan malo.
Espero que esto os inspire para darle una oportunidad y hacer de forma rápida y fácil vuestra propia bolsa de arroz.
Hmmmm.... parece que mi pequeño gato sin cabeza ya está disfrutando de ella :)


¿Os ha gustado este descubrimiento? ¿Le daréis una oportunidad? Espero que sí ^____^
Si os decidis a intentarlo me encantaría que me lo contarais en un comentario aquí o en la página de Facebook del blog.
Y si no queréis perderos ni una de las próximas entradas os animo a suscribiros al blog :D

¡Nos vemos pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario